top of page

#CHC Nº 49: ANTONIO RIUDAVETS LLEDÓ Y SU CONTRIBUCIÓN AL RETRATO Y LA FOTOGRAFÍA


Uno de los artistas más desconocidos en la historia de la provincia de Alicante es quizás el polifacético Antonio Riudavets Lledó (Mahón, 1813-San Juan de Alicante, 1897). Escultor, pintor, decorador e incluso fotógrafo son algunas de las facetas en las que se ganó la vida este artista nacido el 29 de septiembre de 1813 en el seno de una familia humilde de Mahón.Continuador de la estela salzillesca, tan reclamada todavía por las hermandades y cofradías de la época, el artista afincado en la provincia de Alicante desde la década de los cuarenta trabajó la madera a la antigua usanza y bajo los cánones de la estética tardo-barroca.

La década de los cincuenta proporciona las primeras noticias sobre la peripecia vital y artística en la capital de la provincia. Su estancia se ve interrumpida por innumerables viajes a las localidades de Jumilla, Elche y Catral, en las que aparece envuelto en tratos comerciales con los directivos de diversas hermandades y cofradías que andaban inmersas en verdaderos programas de renovación estatuaria. A principios de los años sesenta, el escultor abandona Alicante y decide trasladar el taller a la capital episcopal de la diócesis. A pesar de la fama que adquirió en Orihuela –llegó a ser nombrado incluso concejal de Fiestas y Ornato Público en el Ayuntamiento de la Primera República–, no parece que recibiera muchos encargos del ámbito eclesiástico. Sin embargo, es de su obrador en la calle de Santiago desde donde saldrán los principales pasos para la Semana Santa de Crevillente, cuyo auge en el último tercio del siglo XIX supondrá unos años de intensa actividad artística. Con el declive de la Semana Santa oriolana a finales de siglo, el imaginero vuelve a Alicante y establece el taller en el número 9 de la calle de Santo Tomás. A comienzos de la década de los noventa, se muda a la localidad de San Juan, en plena huerta de Alicante, y será allí donde la muerte le sorprenda el día 4 de abril de 1897 a las doce y media de la mañana.

*SUSCRIPCIÓN: Si usted desea recibir este número de Cuadernos Historia de Catral, solicítelo en esta dirección: castrumaltum@gmail.com

bottom of page